Parar la mente

Mucho he leído sobre la meditación y la necesidad de detener el parloteo mental, que suele ser una tarea infructuosa para mi, porque finalmente, me entretienen mis pensamientos redundantes, así que no me he aplicado al tema, mas que en someras ocasiones, y sin resultados, es una tarea que precisa de disciplina, concentración y tiempo. Sin embargo, he experimentado en cierta ocasión ese silencio mental, podría decirse de manera casual. Estaba en alguno de los primeros grados escolares y estaba saliendo de alguna enfermedad, aún me sentía con fiebre y decaída, así que durante la clase, de momento, deje de pensar, empecé a observar todo como un espectador, sin juicio, en silencio total, fue una sensación deliciosa, tomar conciencia de estar sin pensar, éxtasis total.

Según Don Juan, el detener la mente, te permite desligarte del predador y deja de tener interés en mantenerte en un estado emocional descontrolado.  Creo que entramos a un curso rápido y avanzado de toma de consciencia porque hemos llegado al momento de lo que venimos a hacer con y para el grupo. Y todo aquello que experimentamos durante la vida, no podía ser diferente, porque no podríamos ser lo que somos ahora, sin las  cosas buenas y malas de nuestra realidad.

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s