Verde y Dorado

verde

Dice Don Juan, que la muerte viene por tus recuerdos, no se si explicaba para qué, pero que una vez que se los has entregado voluntariamente, entonces ya no tiene prisa por tomarte, hay que recordar cronológicamente toda tu vida y experimentar la emoción si es posible de cada recuerdo. Mi amiga me ha recomendado hacerlo, y recuperar la energía vertida en cada persona o lugar, porque así recuperas tu poder personal, aquel que vas dejando, dejando el corazón desperdigado. En un cuento Tlacaelel le platica a Xiu, que una prostituta, es aquella persona que vive con el cuerpo en un lugar y el corazón en otro lado. Así que con estos tres argumentos, definitivamente hay que de alguna manera recordar, agradecer al momento vivido y retirarse al presente para continuar con el futuro.
Yo me leo, y como últimamente me pasa, o quizas no, veo mas allá de lo evidente, como bién decía Mumm-Ra en Thundercats. Me imagino que esa es la estrategia de AMLO al querer recuperar la memoria histórica de nuestra nación, porque como bién lo apunta, tienes que saber de dónde vienes, para saber a dónde vas. Y es un ejercicio energético práctico a mi parecer, ahora que lo hago, siento una recuperación de mi todo.
Recordar puede ser doloroso, por eso muchos evitamos mirar atrás, sin darnos cuenta de que no cerramos capítulos y van a regresar cuando menos esperas con diferente cara pero mismo episodio. Y así vas acumulando recuerdos escondidos debajo de la alfombra y para eso, es mas fácil usar la carta del dolor, recordamos lo malo y cerramos el libro, pero si en vez de elegir lo malo, nos enfocamos en lo bueno, aunque eso corre el riesgo de caer en la añoranza de lo que no fué, el truco es, cerrar agradeciendo por lo compartido, lo aprendido, y bendecir la experiencia en nuestro corazón.
El corazón debe seguir siendo el chofer de nuestra mente, porque la mente, a veces entorpece nuestro trabajo espiritual y de sanación.
Para el ejercicio de recordar, agradecer y soltar, no hay nada mejor que guiarse con las llaves del tiempo de los sentidos, la música a mi me sirve, pero el recuerdo a través de cualquier sentido un olor, un sabor, una película, pueden servir.
Me gusta el color verde y el dorado. El verde esmeralda de la selva tropical y el dorado es el amarillo evolucionado del sol. Me gusta la música ingeniosa y alegre, con clave y cadencia.

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s