Mi Amigo Imaginario

Me sonrio pensando en este tema, que se conjuntan en una extraña disertación mental. Cuando pienso en mi mejor amigo, no es precisamente porque lo sea, pienso mas bién en el “amigo” al que se localiza en lo mas distante de mi mapa temporal, pero analizándolo bién, va a ser que es solo una de esas ilusiones mentales que uno se inventa, que para eso llevo practicando desde hace mucho. Cuando me cambiaron del colegio privado de niñas al último año de primaria de un colegio público, ahí es donde le conocí, siempre amigo, cerebrito de la clase casi como yo, cuando algo no encontraba de las tareas, recurría a él, aunque mis ojos de pre-adolescente estaban en otro lado, donde la vista le ganaba al amor, si estaba enamorada de marino en la patrulla oceánica, era de entender que las hormonas estaban empezando a hacer de las suyas. Así que mi amigo mas longevo, lo era porque me pasaba algunas tareas y alguna vez nos tocó vender en la cooperativa los dulces y bebidas en el recreo, tengo su imagen parado con su madre en la puerta del colegio esperando que abran. Mi familia se mudó de ciudad, mi madre destruyó mi agenda de direcciones y teléfonos, y solo porque recordaba su dirección, muchos años después le envié el primer correo. Cuando finalmente yo ya tenía empleo, viajaba a mi ciudad chinampa en un valle escondido como la describió Guadalupe Trigo en su canción, de la cuál tuve un largo periodo de añoranza, mi amigo me visitaba, siempre acompañado de otro amigo o me invitaba a quedarme en casa de su familia, de ahí me gusto tanto la experiencia que suelo quedarme en casa de mis amistades cuando viajo, después hubo unos “10 minutos” de relación de pareja, y después nos perdimos en el tiempo y la distancia de nuevo, muchos años pasaron cuando yo iba a presentar examen de ingreso a mi segunda carrera en la mejor Universidad de México, me facilitó un libro para prepararme, es la última vez que lo vi en persona. Luego una nueva brecha espacio-temporal hasta que en un momento me apeteció revisar y lo encontré de nuevo en las redes, y voilá, reiniciamos comunicación, parco como siempre. Lo único que lo mantenía en su determinación de todo este tiempo era encontrar el paradero de nuestra maestra de sexto. Yo en todas las ocasiones sentía ese afecto fraternal, como si el tiempo no hubiera transcurrido, esa alegría de saber que estaba ahí, el pasado quizá más feliz de mi infancia, quizá el portal del tiempo anclado en su amistad. Pero nuestras ideologías políticas terminaron de hacer naufragar lo que hubiera sido. Por eso dicen que no se debe de hablar de religión ni política, porque son temas controvertidos. Así que mi mejor amigo de todos los tiempos, es quizá mi amigo mas imaginario que he tenido, sustentada en mi idea romántica de la amistad entre hombre y mujer.
Hay otro amigo imaginario, que así lo catalogan porque la gente quisiera que resolviera todos los males del mundo, sin recordar que es una escuela, donde los golpes de la vida también son una lección. Mi amigo imaginario, nunca me falla, esta a mi lado, me da señales de vez en cuando, y cuando le pido que resuelva por mi aquello que no puedo manejar, lo hace, esta ahí. Tiene muchos nombres: Dios, padre-madre Dios, universo, ser superior, etc… no es el que esta adentro de un edificio y monopolizado por una religión, sino el que está en todas las cosas que ves y sientes, el aire, la luz, la vida, el otro, yo. Mi amigo imaginario es el mejor. Gracias Dios.

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s