UN NUEVO CICLO

De una u otra manera, las ideas nos invaden una y otra vez, con la intención de ganar adeptos y crecer en la mente del grupo, somos vulnerables a todas las epidemias mentales, solo es necesario conseguir nuestra atención para posicionarnos en un pro o contra sobre ellas y tomarnos de rehenes, son semejantes a seres que se alimentan de la atención del humano, para sobrevivir, y una vez establecidas,son difíciles de erradicar. Los jóvenes son los más vulnerables, están secuestrados en los antros de la mente, que llamamos escuelas, desde pequeños los llenan de información basura, y de ideologías dogmáticas sobre lo que se les ocurra, finalmente serán la punta de lanza de la confrontación entre lo nuevo y lo viejo, es como esas actualizaciones de programas que arreglan lo que no se ha descompuesto. No hay tiempo de confrontar ideas, los mayores somos obsoletos y retrógrados en ideas que han dado todo lo que podían dar, y los jóvenes son modernos y actuales, en ideas que los mantienen atarantados y creyéndose que son los salvadores del mundo. Nos venden finales apocalípticos, donde la raza humana termina en paisajes desérticos polvosos, donde la duchas no son una opción por la escasez de agua, donde la lucha por la sobrevivencia es el pan nuestro de cada día. Pensando en el viernes negro, donde los almacenes abren y la gente entra como ganado a comprar en los almacenes, ansiosas por los precios bajos y su necesidad artificial de algún producto, arremeten sin pensarlo sobre cualquier otro que tenga el mismo artículo en mente. Ensayo para cometer estas confrontaciones cuando el apocalípsis aún no llega. Cada ocasión de apagón, huracán, etc. es el agosto que muchos están a la caza para asaltar los comercios y hacerse de todo lo que pueden sin pensar, tal cual zombies que son, contrastando con otras escenas donde tras una tragedia, se echan la mano unos a otros, aún sin conocerse, la lealtad y la compasión son el motor de estas sociedades que suelen ser las que viven al día, y que se ponen en el lugar del otro. Tenemos pues dos extremos contrastantes de ideas que viven en la mente de las sociedades. ¿Qué las hace diferentes unas de otras?, primero la ausencia o presencia de Dios en sus corazones y después el núcleo familiar, donde los valores son parte de aquellas sociedades que respetan a sus ancestros, e inculcan a sus hijos pese a las modernidades de muchas ideas malsanas.

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente, estudie en la Escuela de Enfermería del IMSS, me gradué de Enfermera General, y estudié en la Facultad de Ciencias de la UNAM, me gradué de Bióloga, inicié un posgrado en el Instituto de Biotecnología de la UNAM en Cuernavaca Morelos, continué en el posgrado de Biotecnología Vegetal en el Centro de Investigación Científica de Yucatán.

Un comentario en “UN NUEVO CICLO”

Los comentarios están cerrados.