DISENTIR NO ES PROMOVER EL ODIO

disentir

Uno de los fenómenos de este cambio de tiempos, es la confusión de lenguas, equivalentes a la época babilonia, internet, tendría semejanza  a la historia de la torre de babel, porque quiérase o no, ha promovido la socialización a larga distancia, y la coincidencia de ideas y también su discrepancia.  Un arma de dos filos, donde la timidez es abandonada y podemos posicionarnos en un sentido u otro sobre temas inimaginables, así que no es de extrañar la radicalización de las idea, y es ahí cuando aparece un nuevo jugador, la invención de que la discrepancia es promover el odio.

Dejar de apoyar las ideas minoritarias, cuestionar verdades históricas, dudar como Santo Tomás, se vuelve peligrosamente sancionable. El totalitarismo, es una tendencia global y quienes se expresan en contra de las imposiciones de  cambio social, son acusados de promover el odio, sin dar oportunidad a debatir y encontrar puntos de acuerdo, finalmente en una democracia real, la mayoría es la que decide, y no la minoría. Pero la palabra democracia esta devaluada o quizá malentendida de origen, en realidad la minoría gobernante nunca obedece la voluntad del pueblo y pocas veces reciben el peso de la ley que legislaron. Solamente siguen los dictados del grupo que los respaldó en el cargo, que ni son el partido, ni los ciudadanos. Y que cada vez mas se inclina a la división de los ciudadanos, envalentonando a esas minorías que no tienen la oportunidad de ganar, pero si de distraer y provocar enfrentamientos porque es así como en verdad se promueve el odio entre la sociedad.

En una sociedad, “el bienestar de la mayoría debe superar al de la  minoría o de uno solo” , es simple sentido común, pero no se practica. Somos una sociedad enferma de raíz, algunos países más que otros, pero donde la metástasis de la confrontación es mas extensa, sobre todo donde el núcleo familiar esta roto. La vieja generación que aún conserva esos ideales y valores familiares a la antigua, esta dando paso a aquella, donde la cohesión se ha perdido, y genera una sociedad vulnerable al control mediático, y su imposición de idearios corrompidos por la mala intención de los que dirigen el planeta. Con una educación deteriorada e inútil que genera ciudadanos adiestrados en el trabajo mecanizado y que no cuestionan nada.

 

 

 

 

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente

Un comentario en “DISENTIR NO ES PROMOVER EL ODIO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s