TECNOLOGÍA Y BUROCRACIA

Desde siempre, la personas dedicadas a atender en las oficinas gubernamentales en cualquier nivel, se destacaban por su falta de interés y apatía para hacerlo, la burocracia ralentizo (no alentar, porque ahora con la ignorancia al alza, los medios usan esta palabra como sinónimo cuando significa otra cosa), cualquier tramite, una pesadilla para el ciudadano común, de ahí que la corrupción no tardó en encontrar suelo fértil, a fin de agilizar y favorecer cualquier trámite gubernamental. Con la llegada de la tecnología, no mejoró el asunto, se redujeron el número de empleados, y quedo igual o peor que antes. Por ejemplo en las escuelas, todos los años, hay que reinscribir a los niños en lo colegios, presentando copias de su cartilla de vacunación, acta de nacimiento recién impresa, porque sino, quien sabe porque razón no es aceptable y como buen mexicano, se deja al último el gasto anual, generándose una saturación del servicio todos los febreros de cada año, (ahora con la novedad de que uno puede imprimir en casa al menos el acta de nacimiento, no sin antes hacer el pago correspondiente, quizá aligere la situación),  además de llenar los datos del menor y por supuesto copia del curp, así pasa todos los años, en los 6 años de la primaria cuando menos, aunque sea la misma escuela, las mismas maestras, la misma dependencia.

El anuncio con bombo y platillo del divorcio express, lo único que tiene express es el nombre, el tramite pide una serie de recopilación de documentos para que te den una cita en ocho meses, y entonces si, al llegar el día, en menos de una hora eres nuevamente libre.

En el caso de los servicios médicos, la cita para los examenes de laboratorio o rayos X o cualquier otro, así como consulta con un especialista, demora de semanas a meses, en los de seguridad social. Si algo se ha globalizado en el occidente, es esta situación de burocracia inhumana en el sector salud. No existe ningún recurso que uno pueda aplicar  para conseguir un mejor servicio como ciudadano, aunque seamos los que pagamos el sueldo de los burócratas, son nuestros empleados, pero no se dan por enterados. Se atrincheran en su pequeño coto de poder y desde ahí, como dioses menores, aplican los reglamentos sin compasión. No ganan más por ayudar a los demás, no hay empatía, les pasa lo que a los médicos, se cierran a las emociones para no sucumbir a tanto drama, y pierden su humanidad. La tecnología, mas que como herramienta para mejorar nuestras condiciones de vida, ha desplazado a la gente de sus empleos, y entorpecido los servicios cotidianos a los ciudadanos, para la único que si ha demostrado ser de utilidad es para espiar,  estupidizar, controlar, coaccionar y amedrentar a todos sin conmiseración. El problema no es la herramienta tecnológica, sino el uso que se le ha dado.

 

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente

Un comentario en “TECNOLOGÍA Y BUROCRACIA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s