LA TIERRA CRECE

placas-tectonicas La observación es la primera herramienta para figurarnos el funcionamiento de la naturaleza. Ya nuestros ancestros mediante la observación habían entendido los ciclos de las estaciones del año, movidos principalmente por su necesidad de cultivar sus alimentos, almacenarlos o cazarlos. Al llegar aquí, nos acostumbramos a aceptar a pie juntillas, lo que el conocimiento y la experiencia de los demás han acumulado y así solventar nuestras necesidades inmediatas, dejamos de observar o no prestamos la misma atención que nuestros ancestros, y peor aún con un sistema educativo que solo nos pide repetirnos como loro, sin analizar la veracidad de los aprendido. Con este preámbulo, trato de explicar porqué ejercitar la observación es tan importante para poder comprender que todo cambia y no es inamovible, aunque alguna vez haya sido científicamente comprobado.
Si observamos la imagen donde se detalla las fracturas de la Tierra, que llevan el nombre de placas tectónicas, son las zonas donde por un lado aumenta la corteza de la Tierra, y por el otro, se hunde debajo de los continentes, ocasionando los sismos cuando hay una fuerte liberación de energía durante ambos procesos por la fricción en ambas zonas de las capas, la móvil y la fija, se generá liberación de energía y tiembla. Todo hasta aquí, tiene su respaldo científico, la teoría de la deriva continental es decir la separación de los continentes desde Pangea, luego Laurasia y Gondwana, hasta llegar a los cinco continentes en nuestros días, se explica por la actividad de las placas tectónicas, pero lo que no se dice, es que la Tierra aumenta de tamaño, es decir crece, cuando el continente era solo Pangea es probable que el planeta tuviera un tamaño muy pequeño en comparación al que tiene hoy en día, y estos cambios, afectan todo lo que sucede sobre él: clima, corrientes marinas, corrientes de aire, gravedad, estaciones del año, etc., sin olvidarnos de que el eje también cambia y eso influye en el ajuste de condiciones climatologicas en todo el planeta.
Es posible que estos cambios sean dirigidos por la actividad solar, que exista una sincronización entre la Tierra y el Sol, para producir periodos de crecimiento acelerado y después ajuste a la nueva condición. Una baja actividad solar, activaría la expansión de la Tierra, aumentando el número de sismos y la actividad volcánica generadora de la nueva masa de la corteza, zonas tanto de hundimiento (lemuria, atlántida) como de emergencia terrestre (península de yucatán), con un descenso de la temperatura global cercano a los polos (nuevos polos, no olvidar el movimiento del eje) y aumento extremo de calor en la zonas ecuatoriales. La situación cósmica del sistema solar se aplica a todos los planetas vecinos, sin humanos a quien culpar por ello como aquí y venderles la extinción inminente de todo ser vivo por su estilo de vida promovido por los administradores de la nave Tierra.
La Tierra crece de manera cíclica y su aumento de tamaño y volumen afecta clima, tiempo y espacio.

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente

Un comentario en “LA TIERRA CRECE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s