La Culpa

lancha
Ayer, nuevamente hubo un gran sismo en México, coincidéntemente un día después de un eclipse parcial de sol que se observó en el hemisferio sur. Yo estaba dando mi programa de radio cuando me llegó la noticia por whatsapp, y revisé el monitor sísmico que ya señalaba el evento y con una magnitud de 7.5 grados ritcher, una vez pasado cerca de una hora, se habían realizado los ajustes, y quedó en una magnitud de 7.2 grados. Un helicóptero que estaba por el lugar del epicentro, cayó y murieron dos personas a las que se les vino encima el aparato, no así los ocupantes, lo cual me lleva a preguntarme si, en realidad como sugiere la nota del diario, fué ocasionado por el sismo, y si fué así, ¿como lo hizo?, será que ¿cuando hay un movimiento telúrico se liberan pulsos electromagnéticos que afectan los sistemas electrónicos y por eso cayo el helicóptero?
Simultáneamente comenzaron a llegar oraciones por nuestros compatriotas, pero lo que me sorprendió es que hubiera alguna persona que sugiriera que la tierra se estaba cobrando las cosas que el ser humano hace contra ella. Y es cuando mis alarmas personales me hicieron tomar consciencia de este particular modo de pensar que aún arrastramos en nuestra vida, lo malo que sucede en la vida es el resultado del castigo por nuestra conducta como personas o como grupo, la culpa inculcada por nuestra religión, se mantiene vigente, más en aquellos que participan activamente en los rituales religiosos. Podría culparme por mi apatía en no protestar activamente de los abusos que cometen las compañías que explotan la naturaleza, que en todo caso sería las verdaderas culpables de que la naturaleza nos cobre el daño a todos, haciendo pagar a los justos por pecadores. Pero es caer de nueva cuenta en la mentira de la culpa del pecado original, y la verdad, ya estamos muy grandecitos para seguir con esa cantaleta.
Hay quien dice que estamos navegando sobre la nave llamada Tierra, en el océano llamado universo, y es obvio que no es lo mismo estar en la superficie, expuestos a las inclemencias del tiempo espacial, cuyos efectosno existen o son menores dentro de la nave (teoría de la tierra hueca). Los elementos están en constante “movimiento” y afectados por las interacciones de los demás objetos que los rodea, así que observamos cambios normales, que reflejan esas interacciones, que no nos explican los supuestos expertos en los temas, y es por ello que tendemos a usar las explicaciones absurdas de la culpa. Quién puede negar que la Tierra en las zonas sísmicas, en realidad son los puntos de expansión de la misma, la deriva continental es el resultado de tal crecimiento o expansión, primero era pangea, luego laurasia y godswana, después los 5 continentes, con subducciones de placas completas de tierra como lemuria y atlántida, y emergencia de otras, como la península de yucatán. Es momento de salir de esta rutina de culparnos por respirar, estamos aquí, por la razón que sea, y debemos aprovechar la duración de este sueño para hacer la mejor versión de nosotros mismos y no culparnos de todo lo que pasa, finalmente no somos tan importantes como creemos, excepto como protagonistas de nuestra propia película.

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s