LO QUE TE APASIONA

PASION

La situación es esta, cuántos de nosotros sabemos qué es lo que nos apasiona y qué hacemos por dedicarnos a ello. Muchos tenemos que bregar sobre obstáculos materiales y mentales de otros. Padres que no comulgan con nuestras inclinaciones, que las cohartan y las someten muchas veces para que sigamos sus pasos o los pasos que no se atrevieron a llevar a cabo. Con ello acumulamos uno de los males que nos afligen, la frustración de tener que hacer aquello que odiamos, y por supuesto dar el mínimo esfuerzo por hacerlo, si conseguimos una carrera profesional, resultamos ser mediocres o con un título colgado en la pared, y si optamos por actividades que solo nos permite la autosuficiencia necesaria para no vivir en la calle, no estamos viviendo, sino solo sobreviviendo. Si estamos en el infierno, es uno de sus castigos de manual. Sobre todo cuando nos proyectan en los medios la vida ideal de una familia bien habida, así que ahí tienes a todo mundo esforzándose hasta sus últimos días en un trabajo que le permita alcanzar una pensión en sus años de vejez, que en el momento de obtenerlo, resulta insuficiente para mantener un estilo de vida satisfactorio y tan achacosos físicamente que ya no se puede disfrutar de los viajes o nuevas actividades, y eso cuando lo de la pensión y jubilación era algo seguro, porque en los tiempos modernos, uno mismo debe pagarse los ahorros del retiro, que podrá cobrar con suerte, sino le hincaron el diente, el grupo en el poder y te quedas estafado al final, lo que alimenta la impotencia y desesperación, después de haber sacrificado tantos años en una actividad insatisfactoria y sin posibilidad de echar marcha atrás. Dedicarse a lo que a uno le apasiona, nos permite entendernos, y desarrollar la creatividad y transmutar cualquier frustración de la vida cotidiana, lo material deja de ser relevante, y nos libera de los miedos y ataduras a los que nos tienen sometidos y al mismo tiempo puede ser la manera en la cual podemos obtener beneficios económicos para nuestra subsistencia, de la manera mas grata. Tenemos que empezar a pensar en qué educación queremos para nuestros hijos, retirar las manos del estado sobre ellos, promover el aprendizaje de cosas útiles e interesantes para ellos, permitir descubrir sus potencialidades y cómo usarlas para su bien y el bien común. Y por supuesto nosotros mismos, reencontrar el camino de nuestra ser.

Autor: IsisMaya

Investigador Independiente, estudie en la Escuela de Enfermería del IMSS, me gradué de Enfermera General, y estudié en la Facultad de Ciencias de la UNAM, me gradué de Bióloga, inicié un posgrado en el Instituto de Biotecnología de la UNAM en Cuernavaca Morelos, continué en el posgrado de Biotecnología Vegetal en el Centro de Investigación Científica de Yucatán.